Salud

Epilepsia en perros: cómo actuar ante un ataque epiléptico

Epilepsia en perros: cómo actuar ante un ataque epiléptico

Se trata de una enfermedad neurológica que también puede afectar a nuestras mascotas. ¡Conoce cómo les influye y cómo actuar en su caso!

Existen varias enfermedades de los humanos que también pueden padecer muchas de nuestras mascotas, como por ejemplo, el alzheimer o síndrome de disfunción cognitiva.

En este caso, hablaremos de la epilepsia, una enfermedad cerebral crónica que se debe a un aumento de la actividad eléctrica de las neuronas en alguna zona del cerebro, lo que puede producir un ataque epiléptico.

En mascotas, la epilepsia canina tiene factor genético ya que, según un estudio de la Universidad de Helsinki, el 40% de los casos epilépticos en perros sucede por causas hereditarias.

Perro tranquilo en su colchoneta

Cómo es la epilepsia en perros

El primer ataque epiléptico suele darse entre los 6 meses y 5 años de edad y se manifiesta de modo imprevisible:

  • En forma de convulsiones
  • Con movimientos bruscos de las patas (pedaleando)
  • Con una excesiva salivación
  • Mediante un descontrol a la hora de orinar y defecar
  • Con la pérdida del conocimiento

El ataque epiléptico puede ser de mayor o menor intensidad. Y aunque en sí no suponen la muerte del animal, el peligro está en que sufran un golpe o se muerdan la lengua provocando un atragantamiento.

Si el perro epiléptico se muestra más nervioso e inquieto (empieza a dar vueltas sobre sí mismo) suele ser señal de que va a sufrir un ataque y por tanto, ¡debes anticiparte!

Perro tras su ataque epiléptico

¿Cómo actuar en caso de ataque epiléptico?

Saber cómo reaccionar te ayudará a mantener la calma y poder ayudar a que se recupere correctamente tu amigo peludo. Sigue las siguientes instrucciones:

  • Mantén la calma y no grites o te asustes. Esto podría provocar mayor estrés en nuestro perro.
  • Tumba al perro en el suelo sobre una superficie acolchada como cojines o colchonetas. Evita colocarle en lugares elevados como el sofá para que no se haga daño con golpes o caídas con las convulsiones.
  • Retira todos los objetos que tenga a su alrededor para que evitar que se pueda golpear con ellos durante la crisis.
  • Apaga las luces o baja las persianas. Es importante mantener la oscuridad para que no tenga estímulos luminosos que le puedan afectar peor.
  • No intentes sacarle la lengua porque puede mordérsela y atragantarse.
  • No le ofrezcas agua ni alimento. Es recomendable que esperes unas horas tras el ataque para volverle a dar cualquier alimento.
  • Los ataques epilépticos suelen durar menos de 2 minutos. Espera a que finalice el ataque y deja al perro descansar en un lugar tranquilo ya que suele quedarse cansado y desorientado.
  • Una vez haya pasado la crisis, debes llevarlo a su veterinario para que lo revise y evalúe su caso. El especialista le ayudará a seleccionar varias opciones de diagnóstico y tratamiento, como por ejemplo, un relajante muscular vía anal en el momento que tenga un ataque (consúltalo siempre).

Perro con ataque epiléptico

Algo que nunca debes olvidar es que los ataques epilépticos no matan al perro, por tanto, mantén la calma y ayúdale a pasar esa crisis sin ningún peligro a su alrededor.

Recuerda que la epilepsia es una enfermedad crónica en la que el perro deberá seguir tratamiento durante toda su vida. Otra cosa importante que debes tener en cuenta es que las situaciones de estrés pueden desencadenar estos ataques y por tanto, debes garantizarle un ambiente tranquilo y relajado en el que no tenga ningún miedo o temor.

Chica abrazando a su perro

Razas propensas a tener epilepsia

Al igual que la enfermedad del linfoma tiende a afectar a determinadas razas, esta enfermedad neurológica también puede ser propensa en razas como:

Perro tranquilo sobre el sofá

Tags relacionados salud perros consejos perro perros