PARTNERS Volvone

Cocinas y baños

Limpiar la campana de acero inoxidable (por dentro y por fuera)


Cuando se descuida la limpieza de la campana extractora, puede volverse todo un reto volver a tenerla limpia, perfecta y brillante como el primer día. Pero, ¡no es misión imposible! Te proporcionamos una guía muy completa para limpiar una campana extractora de acero inoxidable tanto por dentro como por fuera.

Actualizado a 01/02/2021 a las 10.05 horas.

Uno de los electrodomésticos más útiles de una cocina es la campana extractora (sea o no de acero inoxidable), ya que nos salva de los humos, los malos olores y la humedad por condensación que produce "el buen cocinar".

Sin embargo, si no se hace un buen mantenimiento de ella (limpiándola a diario o con cierta frecuencia) puede volverse el electrodoméstico con más grasa y suciedad de la casa, llegando a adquirir tonos amarillentos, opacidad y textura pegajosa por culpas de las capas y capas de grasa que se van incrustando en su superficie y ¡en su interior!

Si tu campana extractora presenta tonos amarillentos y esta pegajosa al tacto, ¡es hora de ponerse los guantes y limpiar!

Limpiador casero para campana extractora

Eliminar todas las manchas de grasa y suciedad de la cocina es una labor que puede conseguirse con éxito sin gastar mucho dinero. Por ejemplo, uno de los multiusos que más nos gusta se elabora a base de vinagre blanco, jabón de lavavajillas, el zumo de 1 limón y agua caliente. Para limpiar tu campana extractora puedes utilizar esta misma fórmula, ya que no es dañina y es ideal para eliminar la grasa incrustada.

Cómo limpiar campana extractora de acero inoxidable

Limpiar la campana extractora por dentro

No te asustes, no tienes que quitar tornillos o desarmar la campana. Lo único que tienes que hacer es quitar los filtros o rejillas que tiene. En seguida observarás la grasa y suciedad que ha acumulado en el tiempo.

Limpieza ecológica

Una vez que retires los filtros (que puedes dejarlos a remojo en el fregadero con una disolución de agua, vinagre blanco y jabón) pon al fuego una cazuela mediana con 1,5 litros de agua. Añade 2 tazas de vinagre y un chorrito de lavavajillas o jabón liquido. Deja que la disolución hierva y no la retires del fuego hasta pasados 30 minutos desde su ebullición. Lo que estamos haciendo es dejar que el vapor de nuestra fórmula ablande la grasa que se ha incrustado en el interior de la campana.

Si notas que caen gotas amarillas, ¡vamos por buen camino! Retira la cazuela y con la ayuda de un trapo (mejor si es una camiseta o sabana vieja que vayas a tirar) comienza a remover toda la grasa de su interior. Cuando hayas retirado la suciedad enjuaga y aclara la campana con otro trapo, bayeta o papel de cocina.

Con esta limpieza nos aseguramos de que nuestra campana se mantenga libre de malos olores y de grasa.

Limpieza comercial

Un producto comercial muy bueno para eliminar la grasa de las campanas viene de la mano de KH7, un quitagrasa que puedes adquirir en cualquier supermercado o droguería. Para esta labor utiliza guantes de látex. Solo tienes que pulverizar el producto por las paredes internas de la campana, dejar que repose de 10 a 15 minutos y aclarar.

Limpiar campana extractora de acero inoxidable

Limpieza de los filtros de la campana

Si has dejado los filtros de la campana en el fregadero y a remojo durante unos 20 minutos, es hora de frotar. Algunos filtros de campana se pueden introducir en el lavavajillas, pero nosotros recomendamos limpiarlas en el fregadero, sobre todo para que el lavavajillas no se haga con la grasa de los filtros.

Hazte con un cepillo pequeño y frota a conciencia hasta retirar la mayor cantidad de grasa posible. Luego, acláralos con agua caliente. El agua caliente es el mejor amigo para limpiar la grasa de los electrométricos. Déjalos secar a la intemperie o sécalos con papel de cocina antes de volver a colocarlos.

Limpiar la campana extractora por fuera

Para limpiar el exterior de la campana extractora de acero inoxidable puedes utilizar el KH7 quitagrasa o nuestro multiusos de agua, jabón y vinagre. Lo mejor para limpiar el exterior de la campana es aplicar el producto y pasar el trapo de forma simultánea varias veces. Así hasta eliminar toda la grasa, polvo y suciedad.

Recuerda no aplicar productos altamente abrasivos, ya que podrían acabar con su brillo y color. Si no esta muy sucia, solo bastará limpiarla con agua y jabón de lavavajillas.

Si el exterior de tu campana está muy sucio y grasoso puedes añadir una pizca de bicarbonato de sodio a nuestro limpiador casero para reforzarlo y que elimine la grasa más fácilmente.

IMPORTANTE: No utilices un estropajo para aclarar. Si lo haces, podrías rayar la superficie y arruinar su acabado brillante. En su lugar, para el aclarado utiliza una esponja, un trapo húmedo (bayeta de microfibra) o papel de cocina.

Cómo limpiar campana de acero inoxidable (por dentro y por fuera)

¿Cada cuánto limpiar la campana extractora?

Para un buen mantenimiento de la campana extractora es recomendable limpiarla a diario, de forma superficial, por ejemplo, pasando un trapo húmedo por toda la superficie exterior. La limpieza profunda, es decir, limpiar la campana extractora tanto por dentro como por fuera, es recomendable realizarla una vez a la semana (si se utiliza la campana a diario), dos veces al mes si la campana no se utiliza a diario.

Esperamos que te gusten nuestras "recetas de limpieza", si aún tienes ganas de conocer más trucos de limpieza no te pierdas esta receta sobre cómo eliminar el mal olor de la ropa.