Pastel de verduras (tan rico y fácil que te va a sorprender)

No dejéis de probar este pastel porque os va a sorprender lo riquísimo que está. Además de jugoso y con una textura estupenda, al comerlo se nota el sabor de las patatas de la base que junto al sabor del resto de ingredientes combinan a la perfección. Es una receta que se hace sin dificultad y que el resultado es delicioso.
Ingredientes

Ingredientes de la base:

  • 3-4 patatas (papas) 
  • 2 huevos 
  • 1 cucharada de Maicena o almidón de maíz 
  • sal 
  • pimienta recién molida 
  • molde desmontable redondo de 26 cm x 4 cm de alto 
  • papel de hornear 
  • un poco de aceite para embadurnar el molde 

Ingredientes del relleno:

  • 500 gr. aproximadamente de Col (repollo) 
  • 1 zanahoria 
  • 1 pimiento verde (pimiento italiano) 
  • unas ramitas de perejil 
  • 1 tomate maduro 
  • 1/2 cucharada de pimentón dulce (Paprika) 
  • un trozo de puerro 
  • 2 ajos 
  • 1 cebolla de tamaño mediano 
  • 2 cucharadas de Maicena o almidón de maíz 
  • 5 cucharadas de leche 
  • 1/2 cucharada de levadura química o polvo de hornear 
  • 4 huevos 
  • 100 gr. de queso mozzarella rallado (podéis emplear otro tipo de queso) 
  • aceite de oliva virgen extra 
  • sal 
  • pimienta recién molida

Elaboración
Preparación de la base:
1.- Pelamos y lavamos las patatas, seguido las rallamos por la parte de agujeros grandes de un rallador, seguidamente las ponemos en un recipiente al que le hemos colocado dentro un paño limpio, las apretamos mucho con las manos y retorcemos ayudándonos del paño para que suelten la mayor parte de su jugo y seguido las reservamos.

2.- En un recipiente amplio ponemos los huevos, añadimos sal y pimienta al gusto y la Maicena, batimos hasta que no queden grumos y seguidamente añadimos las patatas escurridas, mezclamos bien y vertemos la mezcla en un molde al que le ponemos un disco de papel de hornear en la base y untado por el interior con aceite.

3.- Extendemos la mezcla dentro del molde cubriendo la base y el lateral presionando bien para que quede parejo, hecho esto lo llevamos a hornear con el horno precalentado a 180ºC (360ºF) con calor arriba y abajo; Horneamos a 180ºC unos 20 minutos o hasta que lo veamos ligeramente dorado, retiramos el molde del horno y lo reservamos para más adelante.


Preparación del relleno:
4.- Limpiamos y cortamos la col en tiras finas, picamos la cebolla y los ajos en trozos menudos, picamos el puerro muy menudo, lavamos y cortamos en trocitos el pimiento, pelamos y rallamos por los agujeros grandes de un rallador la zanahoria.

Lavamos y cortamos menudo el perejil, lavamos y cortamos el tomate en gajos y lo reservamos para más adelante.

5.- Ponemos una sartén amplia con 3 cucharadas de aceite al fuego a temperatura media alta y cuando el aceite este caliente añadimos la cebolla, el puerro y los ajos picados, ponemos una pizca de sal y pochamos durante unos 5 a 7 minutos removiendo a menudo.

Seguido añadimos el pimiento cortado y cocinamos todo junto unos 3 minutos más.

6.- Seguidamente añadimos la col, la zanahoria y un poco de sal, mezclamos bien y cocinamos tapado durante unos 10 minutos removiendo a menudo, cuando ya están tiernas las verduras añadimos pimienta molida al gusto, el pimentón dulce y rectificamos de sal si es necesario.

Mezclamos bien y vertemos el sofrito en un recipiente aparte para que se enfrié un poco.


Preparación del pastel:
7.- En un recipiente amplio ponemos los huevos, la leche, sal y pimienta al gusto y la Maicena, batimos hasta integrar, seguido añadimos la levadura química o polvo de hornear y el perejil picado, mezclamos bien, después añadimos el sofrito de verduras y el queso rallado, mezclamos hasta que esté todo bien integrado.

8.- Pasamos un cuchillo por el lateral de la base de patatas para que quede despegado y seguido vertemos la mezcla anterior en la base de patatas, extendemos bien la mezcla para que quede pareja y colocamos encima los gajos de tomate que habíamos reservado antes.

9.- Una vez que ya tenemos el pastel preparado lo llevamos a hornear con el horno precalentado a 180ºC (360ºF) con calor arriba y abajo; Horneamos a 180ºC unos 30 minutos o hasta que lo veamos dorado por encima, una vez listo lo retiramos del horno, con cuidado lo desmoldamos y lo ponemos en la bandeja de servir, pero también lo podemos servir directamente cortando porciones dentro del mismo molde y listo para disfrutar.

¡Probadlo, os va a encantar!

Ir a la receta original: